Cuida Tú de mí y yo de Ti.

Lo mío quiero que sea tuyo ; todo lo pongo en tus manos bondadosas: mi alma, salvación eterna, libertad, miserias, mi cuerpo, mi vida, mi salud, mi familia, haberes, negocios, éxitos..y seas Tú el Rey que haga y deshaga a su gusto; yo estaré muy conforme, aunque me cueste, con lo que disponga siempre el Corazón de Jesús , que busca en todo mi bien.