Gracias porque nos has bendecido con tu nacimiento.

Nos has traído amor y un renacer en nuestras vidas.

Un día como hoy después de Navidad, quiero poner en práctica todo aquello en lo que quiero mejorar.