Nuestro futuro yerno recibió la Confesión, Comunión y Confirmación en una ceremonia humilde, familiar y muy alegre .

Rezó el Credo y le abrazamos como nuevo hermano católico.