En Toledo, en Hispania, san Eladio, que, después de haber dirigido los asuntos públicos en el palacio real, fue abad del monasterio de Agali y, elevado después al obispado de Toledo, se distinguió por los ejemplos de caridad.

Hoy un recuerdo especial a Don Eladio, párroco quien fuera durante tantísimos años de Villaviciosa, que tantas misas ha celebrado y tantas Comuniones nos ha entregado, por su potestad divina y sacramental, amén +