En Schoenstad, cada día 18.

Una maravilla saber que lo hacemos en todos los santuarios del mundo, de la mano de María.