Sin haber podido llegar a la misma en la santa misa..poder recibir a Jesús como premio y quedarme en la capilla con El dentro y rezarle a la Virgen, me da mucha paz y consuelo interior.

Gracias Señor por los sacerdotes buenos que no ponen pegas.