Cada día, por tanto, por los frutos diarios que brotan y los esfuerzos para lograrlos.