Señor porque me bañé mucho en el mar y me llené de vida con el yodo y la sal.