Así te lo pido Señor para este nuevo año que hemos comenzado con fuerza e ilusión.

Disculpadme porque no puedo escribir a diario, como antes . Pero sigo muy unida en oración.

Si al menos supiera de alguien que lee el diario, me motivaría a escribir de nuevo más seguido y continuado.