Hoy fui a rezar a una iglesia a la hora de comer, que es cuando están las Marías de los sagrarios en oración, ante el Señor, y me sorprendió ver a un guardia de seguridad fuera de la iglesia, en el descansillo de la misma, y velando para que nadie robe nada..así hasta que vuelve la persona encargada de secretaría o los mismos sacerdotes..qué pena, no ?

Eso sí, le dije a este hombre que su trabajo era el más bello y mejor pagado en amores, porque custodiar al Rey de reyes es lo más..el señor es peruano y con mucha fe..me gustó muchísimo haberle conocido y ahora seré yo la que pida por él.