Ayer viví de lleno un día dedicado a la enfermedad de la Ela y me rompí el corazón de amor por sus enfermos, entrega y por sus familias.

Quiero vivir entera para ellos . Yo podía moverme, jugar al golf e incluso gané el torneo..ellos ganan el triunfo del Cielo y el abrazo de la Virgen. Cuídales Señor. No somos nada. Sólo tú eres la Gloria +