La Virgen lacrima en Puebla, México.

Martes, 20 de abril de 2010

Como si se tratara de un milagro o una manifestación divina, la Virgen de los Dolores, de la iglesia de Ocotlán, ubicada en la 30 Norte 1206, se ha convertido en el punto de fe en la Angelópolis: la imagen de la Madre de Jesús presenta lágrimas en sus ojos que aparecieron desde la Semana de Pascua.

En la parroquia de Ocotlán a un costado de altar, la Virgen de los Dolores mira suplicante al cielo, sus manos están juntas como haciendo una plegaria, su rostro refleja el sufrimiento de una madre y hace días sus ojos se llenaron de lágrimas. De la mirada de esta Virgen de madera se desbordan pequeñas lágrimas transparentes que ruedan por sus mejillas, una de ellas ronda la comisura de la boca, otra apenas se desprende del borde de los ojos, un hecho que sorprende a todos los que visitan esta iglesia poblana. Como Doña Silvia Irigoyen quien visiblemente conmovida se arrodilló al pie de la imagen: “Estoy triste porque si llora realmente por tanto dolor que le causamos los humanos imagínese como me siento porque soy también parte de ese sufrimiento porque seguramente he cometido muchos errores, me siento muy mal”.

Los responsables la parroquia de Ocotlán explican que las lágrimas de la Virgen podrían ser de resina tras la más reciente restauración de la imagen, ocurrida hace unas cuantas semanas, pero reconocen que hay algo de inexplicable en este hecho. Como lo señala el sacerdote Antonio Sánchez Salgado “Lo que si es admirable, es que le salen de los ojos no le salen de la nariz ni de la boca las gotas estas, entonces si salen nada más de los ojos y no hay una explicación científica entonces si sería un milagro pero todavía hay que investigar”.

Mientras la Iglesia Católica realiza las investigaciones científicas para verificar si se trata de un milagro, los fieles llegan a oleadas a la iglesia de la Virgen que llora, personas de la tercera edad, niños, enfermos que atraviesan en silencio el templo, se acercan al altar y la contemplan, al tiempo que sus propios ojos se llenan de lágrimas. Hilda Juárez observa la imagen con detenimiento, examina las lágrimas que surcan su rostro y con voz entrecortada dice: “Me siento emocionada y a la vez triste porque nunca antes había visto a la Virgen llorar”

Tras acercarse a la Virgen y hacer una oración, Doña Gloria Cansino busca una explicación a estos hechos: “Ahorita hay mucha delincuencia, muchas sectas y como que la fe se esta perdiendo y pienso que por eso la Santísima Virgen nos pide que volvamos a la fe a la oración para que podamos salvarnos”. Conmovido también hasta las lágrimas Don Brígido Sánchez asegura que la Virgen llora por la pérdida de fe y de valores: “Por todo lo malo que somos, muchos no respetamos la religión sino que la tiramos y que Dios nos perdone a todos porque unos en una forma, otros en otra pero ofendemos”.

Por su parte, la Comisión Diocesana de Comunicación Social de la Arquidiócesis de Puebla emitió un boletín al respecto de estos hechos, donde aclara lo siguiente:

“Cuando se presentan estos fenómenos un estudio atento y esto evidentemente toma tiempo. La Iglesia lo hace consciente de la gran responsabilidad que tiene ante Dios, ante los fieles y por la misión que Jesús le ha confiado de guiar a todos a la verdad. En este caso se harán los debidos análisis y estudios para posteriormente informar a la sociedad con claridad”.

La parroquia de Ocotlán esta ubicada en la 14 oriente y 32 norte.

Agradecemos a nuestros lectores por enviarnos este texto que adjuntamos, el cual dictamina de modo claro sobre los hechos de Ocotlán, de los que informamos recientemente. Por otra parte, felicitamos a Monseñor Espinoza por tan diligente y efectiva investigación, reflejo del cuidado que un buen pastor hace de su rebaño.

Declaración del Señor Arzobispo sobre el caso de la imagen de la Virgen de Dolores que se venera en Nuestra Señora de Ocotlán

19 de Mayo de 2010

Informado por el P. Delfino Franco, Párroco de Nuestra Señora de Ocotlán, que la imagen de la Virgen de los Dolores que se venera en esa Parroquia parecía llorar, con la única intención de conocer y difundir la verdad, decidí crear una Comisión para realizar las debidas investigaciones, a fin de orientar a los fieles y a la opinión pública, conmovidos por esa noticia.

Dicha Comisión, integrada por los señores presbíteros Lic. Eugenio Lira, Lic. Mario Alvarado, Lic. Rogelio Montenegro y Sr. Cura Alfonso Niño; el Arqueólogo Eduardo Merlo, el Lic. Sebastián Cadena, y más recientemente, la Dra. María de Jesús Albuerne, realizó dos inspecciones oculares a la imagen, escuchó a algunos testigos, habló con el restaurador, Sr. Juan Carlos Ramírez, analizó las fotografías y videos entregados por el P. Delfino, con quien charló largamente en dos ocasiones, y revisó su informe escrito, el libro de visitas a la Parroquia de Ocotlán y los mensajes enviados por correo electrónico.

Al concluir la investigación, la Comisión me ha presentado un informe, que he analizado profundamente. Así, luego de una seria reflexión y de pedir luces a Dios Nuestro Señor, implorando la intercesión de su Madre María Santísima, declaro lo siguiente:

1º- Es indispensable tener presente que la fe de la Iglesia se fundamenta en una persona: Jesús de Nazaret, Dios verdadero que se ha encarnado para nuestra Salvación, y que en su Palabra, contenida en la Biblia y en la Tradición de la Iglesia, nos enseña todo lo que debemos creer, celebrar, vivir, orar y anunciar.

2º- El culto a la Virgen Santísima se dirige primeramente a Dios, de quien ella lo recibe todo; se lo tributamos reconociéndola como la más perfecta discípula y misionera de Jesús, y hace que, mientras se honra a la Madre, el Hijo sea mejor conocido, amado y glorificado, y sean cumplidos sus mandamientos (Lumen gentium, n. 66).

3º- Los milagros existen. Los cuatro evangelios y el libro de los Hechos dan testimonio de los milagros realizados por Jesús y sus discípulos, que actuaban en su nombre (Mt 4, 23; Hch 2, 22-24). De entre estos signos de la omnipotencia divina y de su poder amoroso y salvífico, destaca el “milagro de los milagros”: la resurrección de Jesús, razón de nuestra esperanza. Los demás milagros que se han dado a lo largo de la historia no son el fundamento de la fe, sino ayudas especiales que Dios concede para fortalecer la fe o para llevar a ella.

4º- En el caso concreto de la imagen de la Virgen de los Dolores que se venera en la Parroquia de Nuestra Señora de Ocotlán, declaro que durante la investigación, tanto la practicada directamente a la imagen como la realizada a través de videos y fotografías, no se encontraron más lágrimas que las lágrimas de poliuretano puestas por el restaurador, las cuales, por la forma en que fueron colocadas y por su brillantes, dan la impresión de ser reales.

5º- Considerando los hechos, exhorto a los fieles a proseguir en el conocimiento de nuestra fe, a celebrarla y vivirla en comunión con toda la Iglesia, y a dar a la Virgen Santísima un culto que conduzca siempre al encuentro con Jesús, para ser sólidos y entusiastas discípulos y misioneros suyos.

+ Víctor Sánchez Espinosa
Arzobispo de Puebla

5 pensamiento sobre “La Virgen lacrima en Puebla, México.

  1. Mónica Cortés Aparicio

    INSISTO , SON ANTE TODO Y POR ENCIMA DE TODAS LAS COSAS , LÁGRIMAS DE MADRE… ! . Y QUÉ MADRE ….!!! . ESTAMOS SIENDO TESTIGOS OCULARES , DE LÁGRIMAS QUE HABLAN DE DOLOR !, SÍ , DE MUCHÍÍÍÍÍSIMO DOLOR …!!! . NO SON , LÁGRIMAS SENSIBLERAS . LÁGRIMAS , POR QUE SÍ . LÁGRIMAS , OCASIONALES . SON LÁGRIMAS , POR TODA UNA HUMANDAD EN PECADO . VÍCTIMA , DEL PECADO . ENFERMA DE PECADO . SON LÁGRIMAS , QUE LLORAN , «VIDA EN ERROR» Y MUERTE . MUERTE ESPIRITUAL Y MUCHÍSIMO «DESAMOR» !!!!. INDIFERENCIA . INSENSIBILIDAD , ABANDONO , OLVIDO , PÉRDIDA DEL VINCULO AMOROSO Y FILIAL , CON EL CUAL TODOS LLEGAMOS A ÉSTE MUNDO . EL DE «VIVIR COMO HIJOS» . EL DE SER HIJOS DE DIOS . LÁGRIMAS , POR LA «SIN CONCIENCIA» . POR EL ATROPELLO , LA FALTA DE RESPETO Y FIDELIDAD . LÁGRIMAS , POR HABER CAÍDO EN IDOLATRÍA . EL MUNDO MODERNO , PARECE VOLVER A LA ÉPOCA DE NOÉ Y DE MOISÉS , EN EL DESIERTO DEL SINAÍ . UN PUEBLO EN ÉXODO , EN POS DE… . UN PUEBLO REBELDE . QUE SE REVELA . QUE DA LA ESPALDA . HOY POR HOY , SE VUELVE A ADORAR AL «BECERRO DE ORO» EN TAN VARIADAS FORMAS : EL TENER , EL PODER , LA AVARICIA , EN EL HEDONISMO , LA LUJURIA , EL PLACER , EL SEXO DESENFRENADO . EN LA APARICIÓN DE TANTA SECTA . EN EL OCULTISMO Y LOS RITOS SATÁNICOS . LA MASONERÍA . LA MAGIA NEGRA . LA DROGA , EL ALCOHOL , LA PROSTITUCIÓN . LA INFANCIA ABANDONADA , EL TRÁFICO DE INOCENTES , EL ABORTO . LAS UNIONES DE HOMOSEXUALES . LA LEGALIZACIÓN DE ESAS UNIONES . LA INMUNDA CORRUPCIÓN QUE EXISTE , A NIVEL POLÍTICO . LA MALA DISTRIBUCIÓN DE LAS RIQUEZAS . EL HAMBRE Y LA POBREZA DE NACIONES POR EL PODERÍO DE OTRAS . LA MARGINACIÓN Y LA DISCRIMINACIÓN DE LOS DISCAPACITADOS . LA AUSENCIA DE POLÍTICAS VERDADERAS . POLÍTICAS JUSTAS . GOBIERNOS JUSTOS . CON EXPONENTES ECUÁNIMES E IDÓNEOS . EN SÍNTESIS , PIENSO QUE ÉSTAS Y OTRAS TANTAS RAZONES , SON RAZÓN MÁS QUE SUFICIENTE Y EVIDENTE PARA QUE LA ETERNA PEREGRINA DEL AMOR , NUESTRA MADRE SANTÍSIMA LLORE . CADA LÁGRIMA QUE VEO , ES COMO UNA LANZA , QUE SE ME CLAVA EN MEDIO DEL CORAZÓN . CADA LÁGRIMA DERRRAMADA POR LA VIRGEN , EN TANTOS LUGARES , COMO HOY MÉXICO ES MOTIVO DE ABRAZAR Y REZAR EL ROSARIO CON MÁS FUERZA . DE AYUDAR A OTROS , A REFORZAR Y AFIRMAR ESA «CONCIENCIA COLECTIVA» DE UNA URGENTE Y NECESARIA CONVERSIÓN . YA QUE LOS GRANDES CAMBIOS , EMPIEZAN POR UNO MISMO . LA SEMILLA , GRANDE DE CAMBIO , ESTÁ EN UNO . EN EL AQUÍ Y AHORA . EN PENSAR QUE NO DEBO , NI PUEDO DEJAR PARA MAÑANA , LO QUE DEBO Y PUEDO HACER HOY . QUE ESTO , NOS MOVILICE EN CONJUNTO , PARA QUE «ESA SEMILLA GERMINE» Y NO DUERMA POR EL BIEN DE TODOS . –

  2. Antonio

    HAY QUE COMPLETAR ESTE ESTUDIO INCONCLUSO
    UN FENOMENO NATURAL Y UN ACONTECIMIENTO DE SALVACION. 1
    En abril de 2010 sucedió en la ciudad de Puebla un acontecimiento de liberación y de salvación, realizado, sin duda alguna, por nuestro Señor y Padre Jesús y nuestra Señora y Madre de Ocotlán, cosa que no podemos olvidar ni negar, pues se propuso por los devotos de la santa muerte, la consagración de esta ciudad a esta imagen que nada de santa tiene, la cual se realizaría, según los planes de los líderes de tales devotos, en el zócalo de dicha ciudad. El señor arzobispo de Puebla, don Víctor Sánchez Espinoza, preocupado por negativa propuesta, hizo un llamado a la feligresía poblana, para que hiciesen oración con el fin de que no se llevara a cabo tal hecho tan irrazonable y tan absurdo; tuvo buena respuesta por parte de los sacerdotes y de los feligreses de dicha entidad, hubo mucha oración para que no se llevara a cabo tal hecho. Tomando en cuenta que la arquidiócesis de Puebla está consagrada a la Santísima Virgen María bajo su advocación de Ocotlán podemos afirmar que Ella misma nos libro de tal acechanza diabólica, nuestro apreciado arzobispo tiene lugar muy importante en nuestra arquidiócesis y en nuestro corazón, así también los estudiosos del caso; pero nuestra Madre Stma de Ocotlán., también tiene el suyo. Después de esta respuesta tan positiva, al llamado de nuestro apreciado arzobispo, en la misma parroquia de Nuestra Señora de Ocotlán de Puebla, sucedió algo muy importante: la imagen de nuestra Señora de los Dolores comenzó a llorar, se vieron algunas lagrimas que salían de sus ojos; ante este acontecimiento, tanto el párroco don Delfino Franco, como un servidor Pbro. Antonio Sánchez, así como muchos feligreses, fuimos testigos de tal hecho que procedió a tal respuesta piadosa. Mucha gente comenzó a peregrinar hacia esa parroquia para ver ese signo tan interesante, eran realmente numerosos los feligreses que acudían a presenciar tal hecho, pues no se dan como quiera estos hechos, y este sucedió, precisamente en la parroquia de nuestra madre, a la que está consagrada nuestra arquidiócesis. El Excmo. Sr. D. Víctor Sánchez Espinosa llamó a unos expertos para investigación sobre tales hechos, para saber si son milagrosos y no lo son, para que estudiaran el caso que estaba sucediendo; ellos lo estudiaron, lo resolvieron y lo declararon como hecho natural, en el que analizando la materia salida de los ojo de la imagen Dolorosa, descubrieron que se trataba de resina de la misma madera, pero lo curioso está en que es una resina totalmente transparente.
    (Continua).

  3. Antonio

    HAY QUE COMPLETAR ESTE ESTUDIO INCONCLUSO… (Continuación 2).
    En realidad fue un hecho natural, no milagroso, pues no fueron lágrimas las que brotaron de los ojos de la imagen, sino resina; pero el caso no comenzó ni terminó en esto, sino que tal hecho tuvo como principio las oraciones piadosas y fervorosas de la feligresía de Puebla, promovidas por el mismo Arzobispo de dicha entidad, y teniendo como fruto de tal fervor piadoso, la asistencia de multitudes a la parroquia de Nuestra Señora de Ocotlán, para presenciar tal hecho, y la ausencia de personas en el zócalo de la ciudad, a la supuesta consagración a la muerte. Siguió con las numerosas confesiones en esta parroquia las cuales dejaron ver un arrepentimiento doloroso de muchos feligreses que acudían a ver a la imagen, que muchos al verla lloraban y se confesaban, un servidor es testigo de tales confesiones; así también al rezo del Rosario en grupo a la Santísima Virgen María, culminando con el compromiso numeroso de adoradores a Jesús Sacramentado y a la sagrada Eucaristía, como nuestro arzobispo lo deseó. Todos estos hechos demuestran que de parte de Dios, por intercesión de nuestra Madre santísima, se realizó con tales fenómenos naturales, un acontecimiento de salvación para la ciudad de Puebla, amenazada por los poderes malignos de la muerte; podemos asegurar que no fueron hechos puramente naturales ni de casualidad, pues sucedieron en el momento preciso en que la entidad los necesitaba. Por lo cual tampoco fue una psicosis colectiva, como muchos opinan, ya que los frutos hacen conocer el árbol, como dice Jesús claramente: “Por sus frutos los conocerán.”, así pasó con este acontecimiento, tuvo muy buenos frutos y muy buenas causas, como para dudar de la acción misericordiosa de nuestro buen Señor Jesús y de nuestra Madre Santísima en estos acontecimientos y ponerlos solo como problema psicológico social o colectivo, nadie tiene derecho a desconocer lo que el pueblo vive y experimenta por las acciones amorosas de Dios. Hay libertad de creer pues no se trata de un dogma ni de un hecho aprobado por la misma Iglesia, pero tampoco se puede negar .un hecho que aconteció en el momento mismo en que la arquidiócesis necesitaba de la salvación de Jesús y de María, cosa innegable, lo mismo las causas que lo iniciaron y el éxito obtenido, la falta de asistencia de gente al zócalo a tal esque consagración.
    (Continua).

  4. Antonio

    HAY QUE COMPLETAR ESTE ESTUDIO INCONCLUSO… (Continuación 3).
    Como definió el Excmo. Sr. Arzobispo Víctor Sánchez Espinoza, tal llanto no se trato de un hecho milagroso, sino de un fenómeno natural y es verdad, estamos de acuerdo con nuestro arzobispo y le damos su lugar y nuestro respeto y obediencia a él; y los hechos como vemos no culminaron con dicho llanto, pues lo importante fue que sucedieron en el momento preciso en que se necesitaban tales acontecimientos de salvación. Tuvo como causa, la oración fervorosa, que nuestro mismo señor arzobispo promovió; como fin, que no se realizara tal esque consagración a la muerte; como lugar, fue la parroquia de Nuestra Madre Stma. de Ocotlán, advocación mariana a la cual, la arquidiócesis de Puebla, está consagrada, y como fruto, la vuelta de muchos católicos a su fe en Jesús y en María. Las lágrimas formadas por la resina están tan perfectamente formadas que se ve luego que fue un hecho divino-natural, no casual, o puramente natural, y que fueron el llamado por parte de nuestra Madre Santísima a que recordásemos todos, que nuestra consagración la tenemos con Dios y con Cristo, por el bautismo y la confirmación, así también con ella bajo la advocación de Ocotlán; por lo cual sucedió tal acontecimiento en la parroquia dedicada a Ella, no fue en otra parroquia de otra advocación de Ella misma, ni dedicada a otro Santo, inclusive no fue en la catedral. Por tal razón no quedó todo en el llanto, se puede definir, como “un fenómeno natural que aconteció en esta entidad,” reconociendo también a nuestra Madre Santísima de Ocotlán, y dándole también su lugar y nuestro respeto y obediencia a Ella, que quiere que renovemos nuestra consagración a Jesús y a Ella, como lo quiere nuestro arzobispo don Víctor Sánchez, para honrar a Jesús, se puede definir como “un fenómeno natural acontecido en esta entidad,” “que tuvo como consecuencia un acontecimiento de salvación, para la misma entidad y sus alrededores.” Un servidor es testigo de tales acontecimientos, así como el Párroco don Delfino Franco y muchas otras personas más, estamos unidos con nuestro arzobispo y le reiteramos nuestro reconocimiento, respeto y aprecio, y así también a nuestra Madre Santísima de Ocotlán se los reiteramos.
    (Continua).

  5. Antonio

    HAY QUE COMPLETAR ESTE ESTUDIO INCONCLUSO… (Continuación 4).
    Más bien fue este acontecimiento de salvación el milagro que Dios realizó, pues sucedió en el momento en que el pueblo de esta entidad necesitaba de salvación y liberación, de los engaños de Satanás y de sus acechanzas, acontecimientos muy comunes en la historia de la Salvación del pueblo de Dios, desde el pueblo de Israel, hasta el pueblo cristiano y la Iglesia de Cristo. En el pueblo de Israel tenemos varios fenómenos naturales de los cuales Dios se valió para realizar sus acontecimientos milagrosos de salvación, como sucede con las plagas de Egipto, así el viento que seca el mar para liberar al pueblo de la esclavitud de Egipto, Etc., y así también otros más que se pueden contemplar en la historia de la salvación y no se pueden negar. Lo mismo pasó con este hecho, es un fenómeno natural realizado sin duda por Dios con fines de acontecimientos milagrosos de salvación, que tampoco fue una psicosis colectiva, pues ya vimos como surgió, cual fue la causa de dicho hecho, cuáles fueron sus frutos, y como quedaron las lágrimas bien formadas bajo los ojos de la imagen de nuestra Madre de los Dolores, y como lugar la parroquia dedicada a la Virgen María a la cual está consagrada la arquidiócesis.
    “Amor y paz en Dios a Todos.”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *