En una capilla de militares de Bariloche animaban a nuevas vocaciones de monaguillos.
El monaguillo que les forma que es Javier, un chico joven y especial, de los que se ve a Jesús en su rostro; le veo cada tanto que viajo al sur y su padre siempre velando por él desde el banco.
Ayer tarde anunciaron que cancelaban la cita de monaguillos por ser el día del padre; claramente es hoy el día de nuestro padre de la tierra pues Dios quiere a sus monaguillos y a cualquiera siempre; no nos da fiesta o feriado ningún día pues en todos está presente.
No os parece muy tierna la foto? LLoro cuando veo algo así, tan sencillo y humilde.