276.- 7 DE JULIO, 2010

Mis queridos hijos, hijos míos, ¡los de mi corazón! El Padre Hayden y el Padre David deben de transmitir juntos este mensaje a la gente.

Hijos míos, ¿Saben lo que es un siervo o un esclavo? Todos han oído hablar de eso. Todo el mundo ha oído hablar. Hijos míos, ¿saben lo que solian hacer esta pobre gente? Uno siemre encontrará quien les gobierne , les maltrate y les oprima: trabajar duro y sin cobrar.

Hijos míos, ¿Son conscientes de que aún, hoy día hay muchos esclavos como ellos? Hijos míos ,¿ saben que aún hoy son comprados y, es más, son traficados?.También les tienen en su país, hijos míos, y en otros países.

Hoy es esto a lo que han reducido a la mujer: a la pornografía y a la prostitución. La mujer se ha convertido en un objeto para usar y tirar; se la considera sin valor, mientras que otros se enriquecen a su costa. Las hacen posar para cosas que les producen ganancias.

¿Cómo es que se apoderan de una mujer y hacen lo que quieren con ella hasta convertirla en un objeto? Hoy, una estatua, una figura es mejor que ella, ya que se las coloca en un estante y permanecen en él. Aún hoy, la mujer es llevada de un lugar a otro, únicamente por interés. Se ha convertido en un artículo de consumo.

Hijos míos , ¿No les importa esto? ¿No dicen ¡oh¡ en sus corazones? ¡Esto está ocurriendo a su alrededor y junto a ustedes¡. ¿Permanecen impávidos ante esto? ¿Nadie habla por las personas que son explotadas por sus patrones?

¿No miran a los demás?
!Son ustedes quienes tienen que comenzar! ¡Deben ser la espina de estos señores¡. No dejen que estas cosas continuen ocurriendo en su país como si no pasara nada¡ . ¡ Hagan oir sus voces hijos míos!

¡ Una madre también envía a su propia hija a prostituirse! Ciertamente, Hijos míos, es por eso que también vengo aquí, a la cima de esta colina de Borg in Nadur, hijos míos.

Se lo repito una vez más: mi Hijo Jesús me está enviando. Presten atención a estos mensajes. ¡ Transmítanlos a los demás y actúen! Háganse oír en sus pueblos y en sus barrios.

No dejen que estas cosas ocurran o, de lo contrario, también serán culpables.

Gracias por haber escuchado mi llamada

(P276) Message of 7th July, 2010, Borg in-Nadur
My dear children, and my children – the ones of my heart! Fr Hayden and Fr David together are to pass this on to the people.
My children, do you know what bond-servants or slaves are? Everyone has heard. My children, you do know what these wretched people used to face. One would always find those who would rule over them and maltreat them and deprive them: work for no pay and hard labour.
My children, are you aware that there still are many such slaves nowadays? My children, do you know that they are still bought and are still traded? You have them in your country also, my children, and in other countries.
This is what they have reduced the woman to nowadays: pornography and prostitution. She has become an object: to use and throw away; held to be of no value, while others become rich at her expense. They make her pose for such things that bring them gain.
How is it that you take hold of a woman and do as you please with her and turn her into an object? A statue, or figurine, is better off than a woman nowadays, for it is placed on a shelf and stays put. Yet today the woman is bandied about from place to place solely for their interests. She has become a commodity for use.
My children do you not care about this? Does your heart not say: ‘Ouch!’? This is happening around you and next to you. Do you remain unmoved by these persons? Does no one speak up for these persons who are stifled by their owners?
Do not look to others! You are the ones who have to start! You must be the thorn for these lords. Do not let such things persist in your country, as though nothing is happening. Make your voices heard, my children!
A mother too sends her own daughter to prostitute herself! Indeed, this is why I am coming here too, atop this hill of Borg in-Nadur, my children. I repeat once more: my Son Jesus is sending me. Listen to these messages. Pass them on to others and act! Make a noise in your village or district. Do not let these things go on, or else you too will be guilty.
Thank you for having listened to my call.