Se dice que una mujer (podría ser india, mestiza o morena) se encontraba recogiendo leña en un breñal cercano a su casa la mañana del 2 de agosto, cuando encontró sobre una piedra una imagen de la Virgen con el Niño en brazos. Era una estatua de piedra de unos veinte centímetros de alto. Juana Pereira la recogió y la guardo en una caja en su casa. Sin embargo, dos veces mas halló la escultura en la misma piedra donde la había aparecido y al querer guardarla en su casa, creyendo que era otra imagen, notó que ya no estaba. Ante este hecho, la mujer se asustó y fue a buscar al cura de Cartago, a quien le contó lo sucedido y le entregó la imagen. El sacerdote la guardó en una caja, pero al día siguiente apareció nuevamente sobre la piedra; entonces el cura, acompañado por varias personas la recogió y la guardo, pero al otro día volvió a aparecer en la misma piedra. Entonces comprendieron que la Virgen quería tener su casa en ese lugar. Se le bautizó con el nombre de Virgen de los Ángeles, pues el 2 de agosto los franciscanos celebran la festividad de Ntra. Sra. de los Ángeles.

Ntra Señora de los Angeles

Ntra. Sra. de los Ángeles. Hermandad de los Negritos
Sevilla. Foto: Rafael Márquez

El título de Reina de los Ángeles es proclamado por la Iglesia en la Letanía Lauretana. Es una advocación fundamentalmente letífica, que se hace eco del Salmo que reza así: “Ha dado orden a sus ángeles de que te lleven en sus palmas para que tu pie no tropiece en las piedras” (Sal 91,11-12).

En Sevilla, la Hermandad del Stmo. Cristo de la Fundación, popularmente conocida por “los Negritos” rinde culto a la Virgen María bajo esta bella advocación de Ángeles. Se trata de una imagen de autor anónimo del siglo XVII, aunque ha sufrido varias restauraciones que han alterado su aspecto original.
Ciñe sus sienes una original corona de plata sobredorada, en la que se entremezclan piedras de lapislázuli de un color celeste muy característico. Fue diseñada por Juan Miguel Sánchez. En la ráfaga de esta corona ondea una cinta en la que figura la leyenda REGINA ANGELORUM.