Ayer en misa tuve un encuentro del Cielo, con una familia de Tucumán belllísima. Al regresar de comulgar vi a un hombre con el sello del cáncer..sólo su ausencia de pelo y su color de piel me avisaban de su padecer; su esposo Luis con un cáncer tan fuerte q le han amputado la pierna y salió esta semana del hospital; su cara era Cristo: ellos llevan meses sin ver a sus hijos pues tienen q estar aquí en Buenos Aires y no tienen quien le cuide a su bebita María, que obviamente desde hoy ya tiene un hogar en capital y he quedado que al mes q viene, cuando venga a tratarse, se la voy a cuidar por los días que tenga que ingresarse con la quimio. Bendigo a Dios por esta enfermedad q me ha permitido acercarme y entregarme a los demás, sintiendo en mi piel sus miedos y anhelo por la vida.
Os pido oraciones por este matrimonio y sus cuatro hijos para que esta semana puedan juntarse en su hogar hasta que en breves días tengan que regresar.
Pido por los enfermos y sus familias; para que se inunden de tu amor que es el único que sana y consuela.
Gloria a Dios