Quinto Misterio Glorioso
La coronación de María sobre todo lo creado en los cielos y la tierra

La luz de mi Señor es maravillosa, aquel momento de mi coronación derramó sobre mí muchísima luz.
Pequeños míos vuestros corazones conocen el gozo de vivir en una parte de esa luz; buscad buscad buscad siempre llevarla a otros corazones, sed luces brillantes que no se ocultan debajo de la mesa, salid a iluminar con vuestro dar, con vuestro Amor y así vuestro corazón tendrá más espacio aún para luz de mi Señor. Os Amo. Amén. Vuestra Madre la Santísima Virgen María. Amén. Amén.