Ayer, en su aniversario de su fallecimiento la recordamos y le pedimos que interceda por todos nosotros.

“Danos Señor la gran fuerza de Amar a todos nuestros Hermanos sin condición alguna.”

Así lo hizo en toda su vida la Madre Teresa.