7 pensamiento sobre “Cuando estemos cansados..

  1. Mònica Cortès Aparicio

    Vero, cuànto emociona , que tengas tan presente a la ARGENTINA !!! . Puedo asegurarte , que es totalmente recìproco . Aquì nadie , puede olvidarse de tì . Ya que te hemos adoptado como una hija màs de èsta tierra . Como una hermana màs , del corazòn !. A la que se guarda , aprecia y valora en un lugar especial del alma! por todo LO MUCHO que supiste SEMBRAR , en tu estadìa entre nosotros . La foto , que compartìs , es por demàs decidora . Ese mensaje parece escrito por ellos . Que lo leyeras , no fuè casual , sino causal . Los àngeles , viven alzàndonos , para que el CAMINO sea màs liviano . Abrir «PALPITA LA VIDA » , cada mañana , es parte , de ese «alzarnos» en un abrazo de «ALAS» , para confirmarnos el inmenso AMOR de Dios para que el peregrinar hasta la Casa del Padre , sea màs llevadero . Dios te bendiga ! , por estar tan atenta a las SEÑALES del Cielo . –

  2. Ofir

    La compañía de nuestro Angel de la Guarda, es imprescindible y una ayuda necesaria para el caminar de nuestra vida.! De cuántos obstaculos y peligros nos libra¡, muchos de ellos sin notarlo nosotros, a mi particularmente puedo asegurar que su ayuda ha sido muy eficaz y valiosa en algunos momentos de peligro en que me vi inmerso.
    Por eso le tengo una gran devoción y no le falta mi peticion de ayuda y acompañamiento en la oración que le dedico cada día.

  3. Silvia

    Creo que cuando vamos por la vida con nuestro corazón abierto nos topamos con todo este tipo de mensajes o palabras justas. Si estuviéramos cerrados te aseguro que no lo hubieses visto. Eso el lo lindo de caminar de la mano de María y Jesús.

  4. anonimo

    Que linda virtud ! Compartir con todos cada rinconcito donde encontras a Dios.. Gracias !

  5. Cecilia

    Hola Verónica, soy Cecilia, la mujer de Gustavo, el dueño de la tienda donde viste este mensaje. Me llenó de emoción ver cómo nuestros pequeños granitos de arena le pueden llenar el alma a gente que uno ni se imagina. En la Nochebuena de 2008, mis hijitas y yo hicimos unos budincitos muy chiquititos, los pusimos en bolsitas de celofán transparentes y escribimos mensajes, directo de nuestros corazones. Los cerramos y los atamos con unas cintitas en cada paquetito. Cada uno de los comensales tomaba su budincito sin saber qué mensaje le tocaba. A mi marido le tocó éste, justo en un año donde la realidad nos trató con mucha dureza y nos puso a prueba constantemente. Evidentemente, hay un alguien que siempre nos sostiene, nos guía, nos alivia y nos redime. Te mando un cariño y espero que la próxima vez que estés en Buenos Aires, vuelvas a visitarnos.

  6. V Autor del artículo

    Cecilia, gracias a los mensajes que escribiste, me llegó a mí éste y lo pude compartir. A veces hacemos las cosas sin saber que por muy pequeñas que sean, puedan dar tanto fruto. Lo mejor es el amor que pongamos en lo que hacemos.
    Por suerte, me queda un mes de vida en Buenos Aires y sigo pasando por vuestro negocio entro, lo el cartelito y compro o no, pero me acuerdo de mi ángel.
    Cecilia, sigue con nosotros ¡
    Besos+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *