4 pensamiento sobre “Padre Chifri y el Alfarcito

  1. MARIA DE LA PAZ

    esa gente con tanta humildad , entrega , totalmente despojada de lo material y con una pobreza sana . me hace recordar cuando estuve en el norte hace unos años y me enamore de ellos de su mirada , su simpleza y su devocion . esa musica me transporto y me emociono hasta las lagrimas .

  2. Ofir

    Este vídeo me recuerda también cuando fui en un viaje turistico misonal al Perú, en donde visitamos algunas poblados donde tenian las misiones los misioneros de Lumen Dei, en donde la gente era muy sencilla y humide, además de la pobreza ambiental en que vivían, pero que llevaban muy dentro sus tradiciones religiosas, alabándolas y ensalzándolas de un modo muy original, con procesiones vestidos con ropajes muy llamativos y adornos de gran colorido, llevando sus imagenes en procesión por las calles, cantándoles acompañados de instrumentos musicales típicos de la tierra y rezando con gran alegiria y jolgorio.
    Son costumbres y tradiciones que aquellos pueblos andinos, saben conservar y vivirlos con toda intensidad.

  3. Mónica Cortés Aparicio

    Las imágenes de ese video , CATEQUIZAN más , QUE CIEN , que mil , que millones de discursos sobre EVANGELIZACIÓN . ESO , ES FE , EN ESTADO PURO . Sin contaminación , ni contaminantes . FE , Y CONFIANZA ILIMITADA . FE , que conmueve hasta las piedras . Esa gente VE . Esa gente no MIRA . Esa gente VE . ORA Y VIVE LO QUE ORA . Esa gente está cerca de Dios . Y dIOS CERCA DE ELLOS . Ojalá los imitásemos . SILENCIO. Pocas palabras . Mucha HUMILDAD . Y una ESPERANZA ABIERTA A LA ESPERANZA QUE NO TIENE FÍN . Gente sencilla . Postal viva , de las Bienaventuranzas y de los bienaventurados . Una MARAVILLA ! DE TESTIMONIO . Gracias !!!!!! Verito !, AMIGA !!!!por compartirla con todos los que seguimos a PALPITA . –

  4. anonimo

    «Felices los que tienen el espíritu del pobre, porque de ellos es el Reino de los Cielos.

    Se puede ver que a la gente pobre, se le reconoce como la persona que confía en Dios, Ellos son los que se aproximan primero, ellos además conocen muy de cerca el concepto de la piedad. De este modo, el pobre, humilde y muchas veces humillado por su pobreza, se enriquece en su pobreza con la fe en Dios y su constante necesidad de pedir auxilio.

    Dios siempre ha visto con mucho afecto y agrado al que ha vivido en la pobreza material, aceptada libremente y no considerada como un castigo. Así es como Jesús, a los pobres no les promete un simple premio, sino que el mejor de todos, un premio que no es un bien temporal, esto es el Reino de los Cielos.

    El premio que tendrán los que tienen “el espíritu del pobre” es que de ellos “es” el Reino. “Porque a ellos les pertenece”

    BIENAVENTURADOS !!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *