Antes de dejar la Argentina, viví el regalo del cielo de pasar un día en el Hogar de Don Orione. Ya lo conté en www.verili.es, http://www.verili.es/archives/6777 , para el que no lo conozca; es mi otro lugar de amor a Dios; palpita es del alma y Verili es del corazón. Ahora desde España, siento en mi corazón que hermano ambas webs pues me pedisteis que a través de estos lugares os pudiera contar de Madrid, de mi vida nueva, de mi compromiso, mi fe..
Me identifiqué con este santo que amaba a los más pequeños y necesitados, cuando dijo que vivo o muerto volvería a la Argentina..y como no pudo regresar vivo, lo hizo su corazón..no es bellísimo?..a mí me pasará lo mismo..además, al tomar la foto, este trozo de músculo negro salió rojo..