Es uno de los mensajes de la Virgen de Nuestra Señora de Borg in Nadur; se manifiesta así, llena de sal en la estatua que el vidente Angelik tiene en su casa. Nosotros seremos y somos la sal de la tierra.

El año pasado fuimos la primera peregrinación a Malta y vivimos algo muy muy fuerte pues la Virgen se manifestó de una forma impresionante y más aún el maligno. Os iré contando de hoy en adelante pues siento que debo hacerlo.
En Enero de 2010 me quedé conmovida cuando entré en esta casa pequeña de una familia humilde , elegida por Nuestra señora. Acceder a la capilla pequeña con la imagen en frente, como si estuviera esperándonos fue una bendición celestial, pues se sentían todos los ángeles y la corte celestial alrededor. No podía hablar y pensaba en la suerte que tengo de tener fe sin ver, pero aún así, ahí estaban todas las pruebas para quien lo tenga esta gracia.
La Virgen exuda sal, aceite y miel..esto último lo viví este año, pues quiere mostrarnos la dulzura de Jesús..no es bellísimo? Sólo escucharlo me dio mucha emoción.
En Enero de 2011 hemos vivido mensajes del cielo que os voy a ir contando; necesitaba rezar y sentir el momento de testimoniar.
Hoy os dejo con esta imagen de la sal en el manto de la Virgen; era tanta la que había nueva este año..no se puede creer algo tan sobrenatural..id al mundo y proclamad la Buena Nueva. Amén.