15 sacerdotes concelebraron la Santa Misa en la carpa, instalada cerca del Prado donde la Virgen se apareció hace casi 30 años en El Escorial. Impresionante la celebración y lo que significa para España pues hace tan sólo 2 años permitieron las celebraciones. Miles de personas de nuestro país y de fuera; muchos portugueses de Fátima y de otros países de Europa y de color. Muchas familias que viven ya como los primeros cristianos en comunidades.
La música celestial de las monjitas apenas podía parar para no dar pié a las malas lenguas que desde fuera querían boicotear este encuentro celestial.
El momento de la Comunión fue para mí impresionante; no paré de llorar desde la Consagración ya que a pesar de la nieve, las personas, cuanto más humildes más cerca están de Dios, más se arrodillaban y se calaban enteras; tan sólo bolsas de plástico para sus zapatos o sus rodillas en la Comunión; mucho recogimiento y devoción; cómo recibían a Jesús..se arrodillaban y precisaban algunos la bendición del sacerdote..una mujer que no podía comulgar se acercó para recibir la cruz en su frente..qué bendición poderos contar esto en Madrid..tan cerca y no es conocido..La presencia de la Santísima Virgen era muy fuerte; guapísima la Virgen de los Dolores, a pesar de los golpes que recibió en su día por un hombre con un martillo y Ella pidió que no la restauraran para que viéramos en su rostro el sufrimiento de su hijo. Ella velaba por todos y a la vez nos recibía. La custodiaban con mucho amor.
Deseo volver el primer sábado de Abril. Estoy organizando un buen grupo..otro rebaño de almas..todos en el mismo amor a Dios y en un lugar donde nada vale más que el interior; un ejemplo de humildad y pasión por la Virgen.