Animo a todos los argentinos que puedan ir los días 7 de cada mes a la plaza de Lanús, donde la Virgen se apareció y dijo que quien fuera esos días a rezar Ella les llenaría de bendiciones con su presencia.
Mi última visita fue el 7 de Diciembre de 2010 y Jesús Sacramentado paseaba entre nosotros después de la misa. LLoré de gozo.