Pescador de hombres

      2 comentarios en Pescador de hombres

Texto del Evangelio (Jn 21,1-14): En aquel tiempo, se manifestó Jesús otra vez a los discípulos a orillas del mar de Tiberíades. Se manifestó de esta manera. Estaban juntos Simón Pedro, Tomás, llamado el Mellizo, Natanael, el de Caná de Galilea, los de Zebedeo y otros dos de sus discípulos. Simón Pedro les dice: «Voy a pescar». Le contestan ellos: «También nosotros vamos contigo». Fueron y subieron a la barca, pero aquella noche no pescaron nada.

Cuando ya amaneció, estaba Jesús en la orilla; pero los discípulos no sabían que era Jesús. Díceles Jesús: «Muchachos, ¿no tenéis pescado?». Le contestaron: «No». Él les dijo: «Echad la red a la derecha de la barca y encontraréis». La echaron, pues, y ya no podían arrastrarla por la abundancia de peces. El discípulo a quien Jesús amaba dice entonces a Pedro: «Es el Señor». Simón Pedro, cuando oyó que era el Señor, se puso el vestido —pues estaba desnudo— y se lanzó al mar. Los demás discípulos vinieron en la barca, arrastrando la red con los peces; pues no distaban mucho de tierra, sino unos doscientos codos.

Nada más saltar a tierra, ven preparadas unas brasas y un pez sobre ellas y pan. Díceles Jesús: «Traed algunos de los peces que acabáis de pescar». Subió Simón Pedro y sacó la red a tierra, llena de peces grandes: ciento cincuenta y tres. Y, aun siendo tantos, no se rompió la red. Jesús les dice: «Venid y comed». Ninguno de los discípulos se atrevía a preguntarle: «¿Quién eres tú?», sabiendo que era el Señor. Viene entonces Jesús, toma el pan y se lo da; y de igual modo el pez. Ésta fue ya la tercera vez que Jesús se manifestó a los discípulos después de resucitar de entre los muertos.

2 pensamiento sobre “Pescador de hombres

  1. Ofir

    Una de las canciones que más me gusta cantar en la iglesia, tiene un significado muy profundo y el tono muy agradable.
    El evangelio de hoy nos da una clara visión de lo que tenemos que hacer en nuestra vida, ser pescadores también de hombres, y con nuestras redes de un testimonio de vida coherente y ejemplar y de una permanente oración, podamos atraer hacia Jesús a tantas almas que nos rodean que viven con una ausencia total de Dios, y que precisan de conversión.

  2. L

    Igual me pasa a mi, es una de las canciones que mas me gustan !! Me llega al alma… Tambien me hace recordar mucho a San Pedro.

    Que belleza la parte que dice:
    «Señor, me has mirado a los ojos, sonriendo, has dicho mi nombre, en la arena he dejado mi barca, junto a Ti, buscare otro mar….

    Me gusto una lectura de hace unos dias, que habla de que debemos tener personalidades fuertes para resistir al relativismo debilitante, y vivir de manera coherente con las exigencias de nuestro propio Bautismo…. Y asi lo creo, el amor a Dios nos hace fuertes, nos ayuda a combatir, a defender, a salir al frente, a saber decir no a lo tibio y mediocre….y adherirse al SI del camino de Jesus

    Besos !!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *