Lo fui formando gota a gota en los encuentros de oración y en las fiestas de la vida que celebrábamos en mi depto de Buenos Aires. Tejimos una amistad profunda, pura y muy libre. Cada mes sumábamos más.Preparaba con ilusión ese encuentro; compraba lo mejor, cocinaba, celebraba misas el Padre Eduardo,cada cual más sublime..música de ángeles, testimonios de vida; presencia de la Virgen, videntes, personas con locuciones, visitas del extrajero, sanaciones..de todo..
Hoy nos volvemos a juntar para celebrar. Gracias por decir todos que sí.. Quieres venir ? Los que estemos lejos, estaremos unidos en profunda oración a las 15 h de Buenos Aires.
Besos y viva la vida+