La Virgen en El Escorial pide que se vaya a una hora; sed puntuales; que nadie se interponga en tu camino.
Le dijo a Luz Amparo: “Te quiero humilde, muy humilde y sacrificada, hija mía”.
Dichosa eres Virgen María, que engendraste al hijo del Padre eterno..

Es bellísima la Virgen de los Dolores. Me ha sellado con su amor. Así lucía de guapa el martes en su 30 aniversario.
Tengo inmensa sed por volver a este santo lugar. Se reciben muchas gracias. Se siente su amor en las vocaciones y en las comunidades y peregrinos. Allí somos todos hermanos.
“Derriba del trono a los poderosos y enaltece a los humildes..”