Continúa del viernes 3 de Septiembre…

“María viene vestida de blanco; sobre sus hombros cae manto azul; pies desnudos llenos de llagas por los pecados del hombre en la tierra.Qué importa preguntaros cómo es María? Tiene su corazón dolorido; sus manos extendidas sobre la tierra; sobre sus mejillas corren lágrimas de sangre. Sí hijos míos, está viendo cómo el hombre se está destruyendo a sí mismo, cómo tiembla la tierra, cómo braman las aguas, cómo las entrañas de la tierra están ardiendo; no deis tiempo a que se abra la tierra porque sería el final. Sí hijos míos, daos cuenta que el hombre está provocando días tras días sacrificios de hambre, de epidemia, de guerra. Cómo está el hombre corrompido por el pecado, por la envidia, la soberbia y poder..está ciego por el camino de corrupción buscando el poder. Un país muerto de hambre, un país lleno de focos de guerra, sangre derramada corriendo como las aguas..qué riqueza puede buscar el hombre? Sí hijos míos, por eso aquellos que sientan la llamada del Señor que se despoje de todo aquello que tiene aquí en la tierra, que lo comparta con todos sus hermanos; esos son los hijos de Dios.Pero hay de aquellos que venden su alma; no será recibida en el Reino de Dios”..
Mañana y pasado seguirá el mensaje; fue muy largo y profundo; imposible de inventar o de decir una persona por su propia cuenta..verdad?