Hoy especialmente, por ser su 10º aniversario, pidamos por las miles de almas que ese día sufrieron y no se pudieron preparar para poder llegar a los brazos de Dios Padre. Entendemos que el Señor es justo y bondadoso y los habrá recibido y abrazado después de tal sufrimiento provocado por el mal en el mundo.
Benditos sean todos y sus familias; dales descanso eterno a todos+