En vos confío. Así nos recibió en Buenos Aires, en el colegio Jesús María.
Bendito seas; nos llenaste de gozo y transformaste mi vida+ allí te conocí en los más pequeños, enfermos, discapacitados y necesitados; pude ver tu rostro en ellos.
LLenas mi vida de amor+