Hoy se conmemora la aparición de la Virgen del Pilar en Zaragoza a Santiago Apóstol; cuando el otro día conté que fue bilocación de la Virgen (la única conocida) ya que en esa época la Virgen no había muerto y resucitado sino que vivía con San Juan en Éfeso..los míos no lo entendían..me creían loca..algo imposible..
Acudió a consolar al apóstol Santiago, que con la intención de llevar hasta el fin del mundo ( Finisterre ) la nueva religión . Estuvo a punto de abandonar su tarea al encontrarse con un pueblo tan duro como el que entonces habitaba España y estaba dispuesto a darse por vencido y dirigirse a otras tierras cuando la Virgen se le apareció sobre un pilar acompañada por dos Ángeles.
Pensemos que Santiago conocía de antes a María y en Ella encontraron él y los otros apóstoles consuelo, tras la muerte de Jesús, cuando todo era confusión, miedo y oscuridad, hasta la venida del Espíritu Santo. Valoremos de nuevo, lo que significó esta aparición y cómo se despedirían..hoy todos en el mundo estamos orgullosos del tesón del apóstol Santiago y si podemos, tratamos de emularle en algún momento del Camino.