Nacimiento de la Virgen

      1 comentario en Nacimiento de la Virgen

El martes 8 de Septiembre, la Iglesia celebra el nacimiento de la Santisima Virgen María, Madre de nuestro Divino Salvador, Jesucristo…
Después de 9 meses (8 de Diciembre – 8 de Septiembre) en el vientre de su madre Santa Ana, nació la Madre del Redentor.

Como ocurre en nuestra vida cotidiana, acostumbramos a festejar los cumpleaños de las personas que amamos, con algunos saludos y regalos…

La Virgen María es nuestra Madre, es real, y ella está viva, glorificada junto a su Hijo, nos ama, nos escucha y espera el afecto de nuestro corazón de hijos…

Por tanto este martes podremos hacerle algunos regalos, aunque entre ellos sea imposible comer una torta y tomar una taza de chocolate, sentados a una mesa con Ella…

Pero ¿qué le regalamos?

1 – Ante todo procura que no pase el día sin acordarte de su cumpleaños y saludarla…
con un Avemaría, un Rosario, una Salve, o un canto mariano… Ella escuchará tu saludo lleno de amor y se alegrará…

2 – Puedes regalarle una flor, y dejársela delante de una imagen o una estampa que tengas en tu casa, o bien ve a visitarla a una Iglesia o en una ermita… todas las imagenes la representan… y ella aceptará ese humilde obsequio de tu corazón de hijo/a…

3 – Puedes regalarle una flor espiritual… tratando de ser un buen hijo cumpliendo los mandamientos o haciendo una obra caritativa con algun hermano necesitado… Ella como Madre verá con agrado que sus hijos se amen y ayuden como buenos hermanos…

4 – Cuando vamos a festejar el cumpleaños de alguien que amamos nos ponemos la mejor ropa… a Ella le va a gustar mucho que vayamos a verla limpios más que por fuera, en el alma, de toda mancha de pecado, puros, pareciéndonos a Ella…

Démosle una alegría a nuestra Madre, que Ella pueda sentir el afecto de nuestro corazón.

1 pensamiento sobre “Nacimiento de la Virgen

  1. Ofir

    Precioso e interesante el comentario que haces hoy día en que celebramos la Natividad de la Stma. Virgen, y es que no es para menos, pues es La Virgen Maria nuestra Madre nacida sin mancha alguna, para ser la Madre de Dios nuestro Salvador.Con su nacimiento se cumplió la profecía, siendo la aurora y esperanza de nuestra salvación. Para los cristianos que la amamos, hoy debe ser un día de gran alegría y de agradecimiento a nuestra Madre, por lo que como dices, debemos felicitarla con actos y ofrecimientos que salgan de verdad de nuestro corazón.
    Llevemos siempre pues en nuestros labios ese bendito nombre de María -Mar de gracias- y en el corazón, invocándola con frecuencia para que junto a Jesús, sean las luces que sanen y alegren el corazón y suavicen nuestras penas y nos libren de los demonios del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *