Hoy estoy muy triste.
Antes que nada, deciros que no juzgo ni me meto en la vida de nadie; respeto pero lucho por la vida.
Antes de anoche recibo un mensaje de tfno muy tarde pidiendo ayuda; mi amiga tiene una amiga que iba a abortar ayer, porque esperaba dos mellizos y le dijeron que uno de ellos venía mal y con peligro para la madre ( motivo permitido de aborto, pero a veces no sucede así..qué madre no daría la vida por su hijo.? )..los padres se apresuraron a obedecer al médico y pese a las cadenas de oración que pudimos organizar durante unas horas..ayer la niña de 5 meses no vivió. Pasé un día, pese a festejar la vida con Dios consagrado en casa..un lujo..éramos 12 sólo..con mi corazón sintiendo dolor. Pedí sos durante la noche a los que consideraba..mandé mensajes, no dormí..mi amiga adoró toda la noche..tenía esperanzas del triunfo de la vida..los padres apagaron sus tfnos y sólo supieron ( yo no la conozco pero como si lo fuere de tanto que he rezado por ella..no la nombro por respeto) los amigos algo más cuando mandó mensaje ya por la tarde dando a entender que fueron adelante..Qué angustia sentir este final..hemos vivido un calvario que ha durando casi un día..muchísimo dolor de la Virgen..sentía como si mataran a Jesús..
Mi amiga luchadora me manda este mail que es privado, pero digno de compartir..nos unirá para siempre un compromiso grande por los nasciturus:

“Mi querida amiga y hermana…mi querida Vero:

Quiero darte las gracias por todo lo que has hecho en estas terribles y largas horas…Gracias por todo.

Y gracias a la cadena de oración que has puesto en movimiento con tu palabra y tus desvelos. Gracias a todos, queridos hermanos en el Señor.

Conrado, de fundación Madrina, me ha consolado diciendo que Dios quería a ese angelito junto a Él, seguramente para ayudar a su familia y a todos nosotros, los que nos hemos visto envueltos en este dolor, a ir al cielo. También me ha hecho un llamado a la oración, diaria, por estos niños, sus familias, los que “trabajan” en ello o lo promueven. Tal vez sea esto lo que Dios quiera de nosotros. Yo no rezaba diariamente.

Te envío esto que he encontrado en la web. Me ha encantado: ¡adoptar cada día a uno de estos niños en peligro de ser abortados!¡imagínate cuando lleguemos al cielo cuántos hijos e hijas encontrará nuestro corazón de madres (o de padres) y cómo se llenará de amor aquí en la tierra! Para mí esto ha sido una gran luz en medio de esta pena de no haber podido hacer más.

Gracias de nuevo con todo mi corazón…A TODOS VOSOTROS. Que Dios os bendiga a través de nuestra Señora.

ORACIÓN POR LOS NIÑOS ABORTADOS ( el color azul es para que recemos cada día por su cielo)

ORACIÓN POR LOS NIÑOS ABORTADOS

Es mucha la tristeza que nos causa como Cristianos comprometidos el tema del Aborto. Tristeza por esos pequeños Angelitos que el Señor ha amado desde toda la eternidad y por los que ha dado la vida en la Cruz. A ellos también los podríamos considerar mártires. Pues son los últimos en este mundo. Tristeza porque ellos mueren en la oscuridad de un hospital, una clínica clandestina o no, en manos de médicos, enfermeras o parteras que deberían ser los que los recibieran en este mundo. Tristeza porque nadie nunca se enterará de sus nombres, ni de sus talentos, ni de sus aciertos o de sus errores. Tristeza porque no tendrán nunca la oportunidad de decir su verdad. Tristeza por sus propios padres, que llevados por la desesperación o el egoísmo intentan tapar con tierra lo que el Cielo grita a voces. Y ahora también tristeza por los cientos o miles de niños que nunca llegarán a ver la luz del sol y que mueren en los experimentos científicos tras la clonación.

Por ellos. Por todos esos pequeños hermanitos que no tienen voz. Por ellos que se tienen que ir cuando aún no han terminado de llegar. Por ellos es que vamos a rezar. Y por sus padres. Y por los que “ayudaron” a sus padres. Y queremos proponerlo de aquí hasta el fin de nuestras vidas y hasta el fin del mundo. Tomaremos este compromiso: Que diariamente incluiremos en nuestras intenciones de oración a los Angelitos No Nacidos del mundo y a quienes no les permitieron nacer. Por los pequeñitos, para que el Señor los reciba en su seno y les de la felicidad que les ha sido negada. Y por los que han cometido este espantoso acto, para que se arrepientan y vuelvan al Señor, y no promuevan nunca más el aborto. Al contrario, conviertan su corazón y se vuelvan por su testimonio en fervientes defensores de la vida.

ORACIÓN

Padre Celestial, que nos has dado el don
de la libertad para amar y seguir tus caminos y mandamientos;
perdona a aquellos padres que abusando de esa libertad,
destruyen el don de la vida que tú les has dado a sus hijos.
Perdona a aquellos que destruyen la vida humana
abortando al hijo que esperaban.

Dales a estos niños que no llegaron a nacer,
la oportunidad de gozar tu presencia por toda la eternidad.
Ayúdame a solidarizarme con tus pequeños,
aceptando de corazón la palabras de tu Hijo:
“Cuantas veces hicisteis eso a uno de mis hermanos menores,
a mí me lo hicisteis.” (Mt. 25:40).

Permíteme, entonces, Padre, adoptar hoy espiritualmente
a un niño no nacido que está en peligro de ser abortado,
y ofrecer mis oraciones, trabajos, gozos y sufrimientos
por ese pequeño, para que pueda nacer y vivir
para Tu mayor honor y gloria.

Te lo pido en nombre de Cristo tu único hijo,
en unión con el Espíritu Santo, que es Dios,
por los siglos de los siglos.

Amén