Benedicto XVI dijo que en la JMJ que los jóvenes experimentaron lo muy amados que son por Dios.
Doy fe que fluía un amor inmenso entre todos y jamás vi tantas sonrisas entre los jóvenes..ni en un concierto ni espectáculo mejor del mundo.