Hace 4 años tuve el regalo del cielo de visitar y conocer a la Santísima Virgen de Lourdes, con motivo de su 150 aniversario de la aparición.
Por el orden que os muestro las fotos; os cuento lo que sentí al ver el cartel que indicaba el santo lugar: la primera vez que vi a la Virgen en la gruta, que era ya de noche y hacía un frío helador; rezamos horas y fue muy profundo e inolvidable; después vivimos la procesión de las antorchas, cantando el Ave María y volvimos a la gruta..apenas dormimos y al día siguiente la rezamos en la gruta y volvimos a Madrid. Intenso regalo.
Comparando con otros lugares de aparición en el mundo, Lourdes me aporta madurez . Lo que no me gusta es el comercio alrededor de ello; entiendo que todos compramos y mucha gente vive de ello..pero me impactó y me parecía que había dos mundos, el del recogimiento y el terrenal.
Que la santísima Virgen nos proteja. Ella ha intercedido para que Cova, por la que tanto rezamos, esté consciente, abrazara a su padre, pueda comer, diga palabras y tenga la herida cerrada de la pierna amputada. Gonzalo está en el centro de parapléjicos de Toledo y ante ti Madre te lo entregamos para que lo sanes y recupere su movilidad..ambos nos han enseñado tanto y han despertado la fe en los que la necesitaban..hemos rezado mucho..por favor..que puedan dar testimonio al mundo sanados y de vuelta a sus casas. Sé que escuchas nuestras plegarias y ya estás obrando en ellos, como lo has hecho en estos meses. Gracias madre.
Amén+