El día 27 en Boadilla/ Madrid.

“Hijos míos, abandonad la ira y la soberbia. Acoged el amor verdadero y la humildad que el Señor ha sembrado sobre vosotros. Dejad que cambien las almas que ayudáis, a través de la oración. Una vez que abandones la tierra y no estés a bien con el Señor, os cuesta más trabajo llegar a los pies del Padre. En la tierra, los pecados os separan del camino del Señor; hay un momento que no os dais cuenta y llenos de amor os acercáis al Señor y extiende su mano y os hace ver vuestros pecados y podréis arrepentíos y una vez abandonéis la tierra, en que vuestro espíritu se separa de la materia, vais limpios caminando hacia el Señor; hay de aquel quien espera encontrarse por esos caminos de tinieblas retorciéndose y clamando la misericordia del Señor. Cuántos vienen por ese camino..cuántos aclaman la misericordia y tardan en encontrar la luz..Por eso esta noche María está aquí con toda su corte celestial; con vuestros seres queridos que compartieron el pan con vosotros. Vienen congregaciones..Camino ? que María ha puesto aquí para la salvación de las almas.
No sentid reparos en arrepentiros de vuestra ira y soberbia. Cuántos vienen buscando el perdón por esos caminos llenos de llagas, desnudos, descalzos, hambrientos de la palabra de Dios y sedientos de aguas que María reparte entre vosotros. Una vez que han abandonado la tierra se dan cuenta y buscan manantiales como éste.
Sacrificio, oración, penitencia”.

Importante aclaración: anoté el mensaje a mano, a noche cerrada sin ver y a la velocidad del rayo..puede que haya algún pequeño fallo..pero está plasmado lo más importante. Es la Virgen santísima quien nos habla. Esta es la segunda parte y como es tan largo, hasta el viernes seguiré compartiendo el santo mensaje q recibimos el lunes 27 por la noche..fuimos 50 personas ,heladas de frío y ardiendo de amor a Dios.
Los que no estuvisteis físicamente lo hicisteis con el alma pues yo recé por toda la familia de palpita y mis seres queridos que tienen fe en lo que cuento.+