Termino con el mensaje de la santísima Virgen el día 27 de Febrero en el árbol de Boadilla.
Lo dejé sin terminar porque pasé a ofrecer las pruebas medicas y entre todos palpitamos unidos en el amor a Cristo a través de un tratamiento.
Pude llegar a entregar 300 escapularios bordados a mano por las mujeres que la Virgen enseñó. Regalé la foto de María suspendida y hasta un camarero de un café pidió una..fue muy fuerte cómo la fe argentina lleva a decir sí de inmediato, sin tener q demostrar nada..basta con sentir su presencia o ni eso..
Dijo así ( finaliza aquí):

” Seguid con el santo Rosario. Seguid llegando a este santo lugar, que aunque no lo veáis , estáis ayudando a tantas almas. María quiere servirse del ser humano para ablandar y llenar vuestros corazones de la gracia de Dios. Por eso María está aquí y viene con toda su corte celestial. Seguid con el santo Rosario.
Varios pedís por seres queridos que están sufriendo..pues tened confianza en Dios. Tened fe y abrid vuestros corazones porque a través de vosotros María va a derramar gracias para que lleguen a esos seres queridos.
Los hermanos que se marcharon han sido ya alumbrados por la luz del Espíritu Santo..ellos caminan a los pies del Padre.
Estáis pidiendo por enfermos ( esta parte me impactó..) , pues acercaos a ellos, habladles de Dios y hacedles la señal. Hacedles ver que Dios existe y que por encima de todo está el Señor.
Benditos vosotros que habéis recibido esos dones y vuestros seres queridos os tienen abrazados..
Inclinaos..Jesús os hace la señal.
tened presentes los mensajes de María en este santo lugar. Después será lo que María nos estaba diciendo hace un año..no esperéis ese momento..No flaquéis. Sed fuertes porque seréis atacados por las manos del hombre. Seréis señalados con el dedo. seréis señalados por esos caminos del mal..se burlarán de vosotros..Habladles de Dios..Todo aquel que espera en la tierra la recompensa, se condena a sí mismo..apartaos de ese mal..no extended las manos.Seguid por este camino con la luz del Espíritu Santo; la bendición de Dios Padre aquí presente y la gracia de Dios..podéis seguir en la oración y regresar a vuestros hogares, todos satisfechos de la labor de María sobre vosotros los hombres.
No flaqueéis; no sentid reparo mis hijos.
La paz del Señor sea con todos vosotros.
Amén”