Fecha en la que justo llegué a vivir a la Argentina y el mayor regalo de ese destino laboral fue conocer a la Inmaculada Madre del Divino Corazón Eucarístico de Jesús, en Salta..y a los hermanos de alma que Ella me regaló..