LLevo una temporada muy feliz y contenta. Dios me preparó para una misión llena de vida pues desde que supe que tengo salud, se me sale el corazón de amor y quiero darme entera.
Trabajo mucho y con los pedidos, además de mis diseños, entrego mensajes de amor de la Virgen..será por eso que nunca tuve tantísimo trabajo..lo que me asusta un poco por lo responsable que soy y sentirme q fallo si me retraso en la entrega.
Puedo asegurar que el Sábado santo que pasé ante la Virgen Dolorosa en Prado Nuevo me llenó de tanto gozo, que anhelo verla cada segundo. Cómo deseo postrarme ante Ella; deseo ver a los sacerdotes y a los seminaristas, hablar con las Hermanas y aprender de ellas, abrazar a los ancianos, escuchar testimonios de la comunidad de Prado Nuevo, pisar el santo lugar..sonreír a las personas tan buenas que van felices a rezar.
Muero literalmente de amor y quiero contagiarlo a quien lo necesite +