Fue quien nos convocó el primer sábado de Junio
Mensaje de la Virgen santísima a Luz Amparo, el 5/02/94 : “La divina majestad de Dios es tan buena y tan santa hija mía, que cuántas veces te he dicho q los hombres están hechos de amor”