Jacinta

      7 comentarios en Jacinta

Vidente de Garabandal, junto con Conchita, Mari Loli y Mari Cruz.
Estaba en el pueblo..vino por el aniversario..vive fuera de España..4 encuentros tuvimos; caminando por la calle dos y nos saludó con beso, nos vino a ver a la pensión donde estaba la peregrinación, mitad española, mitad argentina ..y de despedida fuimos a su casa, donde nos dio a besar la cruz que la Santísima Virgen besaba cuando las niñas lo elevaban durante los éxtasis..Sentí algo tan fuerte que sigo sobrecogida..mucho calor en el cuello..le pedí ponerlo allí y nos bendecía haciéndonos cruces en frente y cuerpo.
Anoche dormí recordando sus ojos..los tengo grabados en mi alma por su mirada sencilla y de María..pues Ella la eligió.
Los videntes son seres elegidos por Dios y la Virgen para llevarnos a Jesús siendo instrumentos de Ellos ( en Garabandal hablaba la Virgen en plural..me encantó..»venid a nosotros»..»pedidnos»..) . Son queridos y también muy lapidados y atacados; hay que rezar por ellos , por lo q vivieron y viven ..fueron y son elegidos.
Amén +

7 pensamiento sobre “Jacinta

  1. Susana

    Dios Mío!…Qué bendición tan grande han vivido!!..Cómo no sentirte conmovida!!…Cuánto agradezco tu testimonio…

  2. berna

    amigaaaa !!! Wahhhh que regalo del cielo ! Yo x una semana no duermo conocer estar con una vidente. Como me gustaria pero tengo q rezar mucho ya lo se.gracias x ser mensajera del cielo !!!

  3. Beatriz

    Querida Verónica, ¡qué maravilla!
    Yo estuve allí el año pasado, fue una visita rápida, pero me llenó completamente, fue maravilloso. Ahora quiero ir con una amiga enferma, que ha perdido la Fé en Dios, y la prometí llevarla a Garabandal. Un beso muy fuerte

  4. v

    Tal vez vayamos juntas..pues quiero regresar con más peregrinos..entre ellos mi hija que anoche me lo pidió..
    Bs a todos+

  5. Ofir

    Qué bonito y emocionante testimonio de lo que vivistes en Garabandal, sentir tan cerca la presencia de la Virgen, es una gracia que debe hacer rebosar de alegría y paz el corazón.

  6. Marta

    Vero, que regalo tuvísteis. Gracias, hermana por trasmmitirnos estos guiños de Nuestra Madre. Aunque no he ido; al leerlo me siento llena del Amor de Maria y muy agradecida por que sea mi Madre ¡¡que honor ser su hija!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *