La vida es para darla

      3 comentarios en La vida es para darla

Anoche fui al funeral por un niño grande santo , que por una meningitis con 6 meses pasó así 40 años de su vida.
No recuerdo una homilía tan bellísima en mi vida..esta frase del santo sacerdote me marcó para el resto de mi vida; quedó sellada y tatuada en mí y quiero aplicarla a mi vida: » la vida es para darla »
Dijo que su familia actuó como Jesús lavando los pies a sus discípulos; sus padres y familia , atendiendo a este ángel bendito,son testigos para el resto del amor de Cristo en esa cama día y noche sin moverse.
San Camilo dijo que las sábanas de un enfermo debían ser vistas como el mantel del altar y el enfermo como a Cristo.
Quedé sobrecogida y lloré en la Consagración profundamente pues revivía las palabras del sacerdote.

3 pensamiento sobre “La vida es para darla

  1. Ofir

    Bonito ejemplo el de esa familia que supo dedicar y entregar su vida con amor hacia ese hijo discapacitado atendiéndole y cuidandole durante toda su vida, asi como el hijo que con su sacrifico y sufrimiento estaba contriibyendo a los sufrimioentos de Jesús, en los que él estaba represetando y que sus padres asi lo veían. La vida pues es para darla y ofrecerla a Dios primero y después a los demás y en especial a los hermanos más necesitados que también son el rostro de Jesús en el mundo.

  2. P. Sergio

    Gracias a estas personas, «almas holocausto» como las llamaba Santa Teresita de Lisieux, se sostiene el mundo.
    Almas que reparan los pecados de la Humanidad, nuestros pecados, que obtienen méritos para la salvación de cientos, miles de almas y que conocerán, que habrá conocido este «ángel en la Tierra» cuando haya llegado al Cielo.
    Y a su familia, Dios les premie, les premia el ejercicio de la caridad con ese «otro Cristo».
    Mientras haya almas así, el mundo sigue adelante.

  3. BernA

    GRACIAS Padre Sergio me encanta leer sus palabras, es una bendicion que este en esta familia palpita. un abrazo que Dios lo Bendiga !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *