Del Hockey hierba a Medjugorje y al seminario…

http://www.rtve.es/alacarta/videos/telediario/ballbe-seminarista-olimpico-hockey-hierba-londres-2012/1491819/

(Copiar y pegar para verlo en internet)
Estos testimonios , junto a otros, calan en los que lo necesitan y los que comprendemos sus palabras, lo confirmamos con el mismo amor a la Virgen.
Mi cambio radical de vida fue en ese mismo año 2007, también en Medjugorje.

2 pensamiento sobre “Del Hockey hierba a Medjugorje y al seminario…

  1. P. Sergio

    Dios está derramando sus abundantísimas gracias en los ambientes más insospechados. Este es un ejemplo más de que Dios «sigue despierto».
    Las vocaciones actuales son «sorprendentes» para mostrar al mundo que el sacerdote es una persona normal, escogida por Dios entre personas normales, esto es, que no estamos todo el día «flotando» con alas en la espalda y una «coronita» de cobre para que se nos note quienes somos.
    Personas normales llamadas a ser «guías de los pueblos» (sólo pensarlo me encoge el corazón y me pone ante el abismo de mi miseria) sólo por misericordia de Dios.
    ¿Por qué nos escoge? Suena un poco fuerte pero es «porque le da la «divina» gana». Ni méritos propios, ni cualidades especiales, ni talentos extraordinarios. «Lo necio y torpe del mundo -los sacerdotes- lo escoge el Señor para confundir a lo sabio y poderoso».
    Hermanos de palpita: recen mucho por los sacerdotes, recen mucho por Ballbé para que llegue a ser un santo sacerdote y … persevere siéndolo. «De muchos es comenzar, de santos perseverar»
    ¡Feliz y santo sábado, día de nuestra Madre María!

  2. Ofir

    Como muy bien señala el P. Sergio, los sacerdotes son personas elegidas especialmene por Dios, para ser representantes de Cristo en la tierra y viviir entregados a la guia y conducción de los fieles cristianos y poder con ello alcanzar el fin destinado que es llevarlos a todos a gozar de la vida eterna. Por eso tenemos que rezar mucho para tener sacerdotes santos que sepan cumplir esa misión que el Señor les ha encomendado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *