Si creía q era una locura de amor a la Virgen, viajar desde Cádiz y volver en el mismo día, para asistir a la santa misa de primero de mes..cuando vi tantísimos peregrinos de Portugal, Francia ,Martinica..y cada mes más nacionalidades y de tantas provincias españolas, lo único q puedo hacer es agradecer a todas las personas que me permitieron vivir este santo día; partiendo de mi familia que me apoyaron, mi esposo e hijo q me llevaron al alba al tren..y a todos los maquinistas del camino,al taxista q me acercó, a mi amigo del alma Vicente , inseparable ,q viajamos juntos desde atocha y me trajo un bocata..al chico q me sirvió un café de Premio a la vuelta ..y por supuesto a los sacerdotes, seminaristas, hermanas reparadoras y todos los q trabajan en la obra como hermanos e hijos de Maria dolorosa.
En el cumpleaños de nuestra Madre, es tan generosa, que Ella me hizo este regalo inolvidable de aistir.
Por supuesto, y como siempre,llevé a la familia que palpita unida+