y eternamente lo seas , pues todo un Dios se recrea en tan graciosa belleza, a tu celestial princesa ( me gusta sentiría así..) Virgen sagrada Maria, te ofrezco en este día: mis ojos, mis oídos, mi lengua ,’mi corazón, en una palabra, todo mi ser..