Que estás en el Cielo,
Santificado sea tu nombre,
Venga a nosotros tu Reino,
Hágase tú voluntad,
Así en la Tierra
Como en el Cielo;
Danos hoy nuestro pan de cada día,
perdona nuestras deudas,
así como nosotros perdonamos a quienes nos ofenden,
no nos dejes caer en la tentación,
líbranos del mal
Amén +

(Foto tomada ayer tarde en la parroquia de San Ignacio de Bariloche. Me impresionaron las costillas de Cristo..me hicieron pensar..)