En el santuario de Monserrate, Bogotá.