Sacerdotes queridos

Los decimos que los queremos.. con esta escultura de la catedral de Gdansk , en homenaje a los miles de sacerdotes asesinados en la II Guerra mundial.

Homenaje a los sacerdotes


sacerdote gdansk

Bendido Cura Bronisław Komorowski

Sacerdote católico. Nació el 25 de mayo de 1889 en Barłożno cerca de Starogard Gdański. Asesinado el 22 de marzo de 1940 en el bosque que está cerca de Stutthof. Estudió en el Collegium Marianum en Pelplin y Chełm. Terminó el seminario en Pelplin y en marzo de 1914 hizo los votos sacerdotales. Desde 1915 hasta 1924 fue vicario en la iglesia San Nicolás en Gdańsk. Desde el año 1915 dirigió la actividad patriótica para hacer consciente a los polacos. En el año 1919 se comprometió mucho por la adhesión de Gdańsk a Polonia. Entre los años 1921-1922 fue uno de los organizadores de la comunidad Polaca, y del Gimnasio Polaco en la Ciudad Libre de Gdańsk. También quería empezar a contruir una iglesia polaca en Gdańsk. Con un grupo de fieles adaptó para este objetivo un antiguo picadero militar en la actual Aleja Legionów en Wrzeszcz. La iglesia de Santo Estanislao del Obispo (św. Stanisława Biskupa) fue consagrado en mayo 1925, y B. Komorowski, su rector encabezó una activa actividad cultural: la educación entre los polacos locales. Aún colaboraba con numerosas organizaciones polacas, ayudaba en las escuelas y en las organizaciones juveniles católicas. Por esta actividad fue arrestado por Gestapo por la mañana del 1 de septiembre de 1939. Capturado en la Victoriaschule en la calle Kładki en Gdańsk, fue torturado e insultado. Al final, fue prisionero del recién creado campo del exterminio en Stutthof, cerca de Gdańsk. Le acompañaron otros curas como Fr. Rogaczewski, M. Górecki y eclesiásticos de toda Pomerania. Entre los prisioneros del campo había muchos feligreses y compañeros de las organizaciones polacas. Condenado a muerte, fue fusilado con otros activistas polacos el Viernes Santo, 22 de marzo de 1940 en el bosque cerca de Stutthof. Los restos de las víctimas fueron exhumados en 1947 y enterrados en el Cementerio de las Víctimas del Nazismo en Gdańsk, en Zaspa. La beatificación del sacerdote B. Komorowskiego, así como otras 107 víctimas del terror alemán, fue anunciada por el papa Juan Pablo II durante la Santa Misa en Varsovia el 13 de junio de 1999.