A Dios cuando viene en su custodia y el sacerdote lo para delante de cada uno de nosotros..en ese momento en que Le miro y me mira..me entra un escalofrío de amor..pues si bien, en la Adoración sobre el altar, siento su descanso y reposo..cuando camina por la Iglesia es como si viniera a nuestro encuentro.
Había adoración durante toda la noche..me hubiera quedado a descansar en El..casi dos horas han sido para mí un regalo inmenso pues no paso con el Señor el tiempo que desearía..la Virgen pide al menos media hora diaria..