El Señor nos pregunta a cada uno..durante el día, en la cruz, en la caída al cargarla..
Que le respondamos:
“Tú sabes que te amo, a pesar de mis limitaciones”.